domingo, 26 de julio de 2015

No lo sé


Te he soñado,
Te he vivido en el futuro
Te he moldeado en un universo paralelo
Allí, donde la vida es más simple, donde el amor siempre gana
Allí, donde la dureza de los convencionalismos se desvanece
Allí, donde siempre estás tu, tu, tan blanca, tan diáfana, tan TU

Tu, esa bella mujer de gafas de marco grueso negro, casi desconocida
Tu, que me regalaste tus palabras de aprobación
Tu tan tu y yo tan yo
¿Es posible amar así? A fin de cuentas, ¿Qué es el amor?

Entre tu y yo, una elegante y adusta muralla de mármol intercede
Construida tenazmente por la paciencia y el tiempo, y por la soberbia
La maldita muralla de los egos que no me deja ir en pos de ti
Parece ser tan inalcanzable, tan orgullosa de sí misma, tan injusta
Y sin embargo tu estás del otro lado, allá, en algún lugar del Universo,
   en algún lugar de esto que los Sabios llaman vida.

¿Podría el amor resquebrajar este muro que parece tan infranqueable,
tan poderoso, tan alto, tan invencible?
Un muro cuyas troneras parecieran custodiadas por los odiosos orcos
de Tolkien.
¿Podría el amor ser más poderoso que todo eso? A fin de cuentas, ¿Qué es el amor?

¿Llegaste tu a esto? ¿Podrías ser tu? Tu con tus gafas, con tus mechones rojizos/verdes
¿Tu, con tu mirada escondida, tus dientes también de mármol y tus labios rojos de Vestal?

Los dioses aún no me responden a estas y otras inquietudes, así que no sé,
No lo sé.

No hay comentarios.: