lunes, 24 de octubre de 2016

¿Donald Trump ganará la presidencia de Estados Unidos?

—¿Profesor, usted cree que Donald Trump ganará la presidencia de Estados Unidos? —preguntó Carlos, alumno de Ambrosio.

—Actualmente nos hallamos en una época de caos global. La mayoría no se da cuenta, pero de una u otra manera, la anarquía está promulgando sus edictos en todo el mundo, en todas las escalas y a casi todos los niveles. De manera que pienso que, gane quien gane en los Estados Unidos, su mandato irá en consonancia con estos nuevos vientos de confusión —contestó el profesor.

—Pero un triunfo de Trump, ¿no sería una confirmación más obvia de esta época de confusión como usted la llama?

—¿Crees acaso que Hillary sería mejor? Como ya he dicho, pase lo que pase, el futuro no es muy alentador. Aunque admito que con Trump en la Oficina Oval, más rápido la gente reconocería el caos. Con Hillary nos demorariamos más tiempo en ver los signos, dos años máximo, pero ya es irreversible.

El profesor Ambrosio departía con estudiantes y amigos en el café-restaurante La Romana, como ya es habitual, todos los días jueves en la tarde. Bogotá se vestía de azul y dorado opaco en el crepúsculo, pero ya se anunciaba, sobre las pendientes, la luna en menguante. Esta vez uno de sus estudiantes de la universidad decidió preguntarle sobre las elecciones presidenciales en Estados Unidos y se había iniciado una más o menos acalorada discusión sobre el asunto.

—¿A qué se refiere usted profesor Ambrosio —preguntaba Diana, una nueva integrante de las tertulias— cuando habla de lo "irreversible"?

—Me refiero a que hay una tendencia mundial muy marcada de desorden y anarquía que deben llegar a su apogeo. Como un péndulo que oscila peligrosamente hacia ese punto. Un péndulo en ese movimiento no se puede detener, a menos que estés dispuesta a destruir todo el sistema.

—¿Entonces no hay salvación profesor, debemos esperar lo peor?

—Tranquila, si la hay, siempre la ha habido desde tiempos inmemoriales. Hay muchas. Para todos nosotros acá reunidos, la Literatura es la salvación.

No hay comentarios.: